Programa Familiar Silogice

Metodología Silogice

La metodología Silogice de transformación para la efectividad personal, está basada en la relación que existe entre el discurso, el pensamiento, la emoción  y la acción humana.

Silogice es una técnica de administración de las emociones de la persona frente al entorno. La metodología desarrolla una transformación de las premisas que rigen el razonamiento de la persona frente a las situaciones que vive en su contexto social.

Las técnicas Silogice permiten a la persona analizar su lenguaje o discurso y descubrir las premisas base de sus silogismos (pensamiento o raciocinio), y  facilitan, a través de la lógica, el desafiar la validez de dichas premisas.

La transformación del lenguaje mediante la metodología Silogice, tiene una influencia directa en la emocionalidad, tanto a través del significado de las palabras, como a través de los razonamientos implícitos en el discurso.
(“Words Can Change Your Brain”  Andrew Newberg, M.D. & Mark Robert Waldman ).

Modelo conceptual en el que se basa La metodología Silogice.

  • Pensamiento

Todo hecho que ocurre en el entorno de una persona, es analizado mediante el pensamiento, a través de las creencias o premisas básicas que hemos adquirido en nuestro desarrollo.

  • Emoción

Los juicios o deducciones que emitimos frente a los hechos, producen la respuesta Emocional. La emoción como proceso fisiológico a su vez, actúa sobre los elementos constituyentes de la acción humana: Cuerpo, Mente, Relación

  • Acción

En el modelo, “Acción” representa:

  • Respuestas fisiológicas-corporales
  • Efectos en las relaciones  (Familiares, Acompañamiento de Crianza, Vínculo)
  • Procesos mentales,  que retroalimentan el ciclo en espiral, generando emociones cada vez más positivas y funcionales al bienestar de la persona y su entorno.
(“Positive emotion, and coping with stress”” Susan Folkman, Judith Tedlie Moskowitz)

Aplicamos la metodología Silogice en programas para padres y familias, en forma personal y conjunta.

Inclusión y el Lenguaje de la Escuela

El importante paso que es la ley de inclusión escolar, implica Cambios.

Estos cambios afectan a los recursos físicos y   recursos humanos de la escuela en una acción coordinada que tiene como efecto y mantener una única mirada hacia el estudiante en tanto estudiante, otorgando igualdad en el trato y en el derecho de acceso a la educación.

Esta transformación del marco laboral educacional nos invita a transformarnos individualmente. ¿Por qué?

Porque la forma en que actuamos  es consecuencia de la forma que “vemos” el mundo. Y la forma en que vemos el mundo está mediada por nuestras creencias, nuestras “verdades” absolutas.

Por ello, cuando tenemos el objetivo de cambiar nuestras conductas, lo mejor que podemos hacer es revisar nuestras creencias o definiciones de la realidad, de tal manera que, al transformar nuestro pensamiento, nuestro cambio en el hacer sea un acto automático .

En el campo de la inclusión, podemos detectar muchas ideas o verdades que describen la realidad de los niños con condiciones consideradas  como discapacidad. Estas “verdades” o premisas, están siempre apareciendo en nuestro lenguaje habitual. “No hablan”, “no se comunican”, “no socializan”, no….

Esta forma de describir a una  persona,  a partir de lo que NO es o no hace, o hace “mal” tiene influencia en cómo nos relacionamos con él o ella.

Caminantes ofrece formación y Coaching para educadores, orientado a la transformación de las premisas clásicas.

Inclusión de corazón, ¡ésa  es la clave!

Escríbenos para consultar por programas de formación individuales o en equipo.